2 trucos con el microondas que recordaré el resto de mi vida. ¡Valen su peso en oro

El horno de microondas es uno de los mejores inventos hechos para la humanidad, ya que nos permite cocinar una gran cantidad de productos y calentar nuestras comidas.

Pero muchas personas aún no conocen varios trucos que se pueden realizar en el horno de microondas, es por ello que en este artículo te daremos a conocer dos trucos que seguramente los podrás ocupar en cualquier momento.

Es muy importante que lo leas con atención, ya que de esto depende que te salgan bien. Así que pon mucha atención y de ahora en adelante podrás darle otro uso a tu horno de microondas.

Trucos con el horno de microondas

La cocción de las hojas de repollo.

A mis parientes les encanta cuando cocino los rollos de repollo. Antes, era un proceso muy complicado para mí: tenía que hervir el repollo hasta que sea blando, y después, pelarlo cuidadosamente, procurando no rasgar las hojas…

Ahora, preparar los rollos de repollo no es ningún problema para mí: simplemente coloco el vegetal entero en el microondas y lo pongo a media capacidad. Cocino el repollo durante 10–15 minutos, dándole vueltas de vez en cuando.

La esterilización de tarros

¡Con la ayuda del microondas, la tarea aburrida y dura de esterilizar los tarros no es nada difícil! Lava los tarros con soda y echa aproximadamente 20 ml de agua limpia en cada uno. Coloca los tarros con el agua en el microondas y ponlo a plena capacidad. Normalmente, 2–3 minutos es un tiempo suficiente para que el líquido se evapore por completo. ¡Ya está!

Ten mucho cuidado en el momento de sacar los tarros del microondas: el vidrio es demasiado caliente y puede quemarte los dedos.

Cosas que no debes meter al horno de microondas

Papel de aluminio. Como su nombre indica, por si alguien lo olvida, el papel de aluminio es un metal. Esto bastaría para disuadir al más intrépido de meterlo al microondas. Las consecuencias de hacerlo serán que comiencen a saltar chispas y pueda generarse un incendio. Recurre al papel absorbente si lo que quieres es tapar un recipiente.

Ollas o cazuelas de metal. Nunca se nos debe pasar por la cabeza introducir ollas o cazuelas metálicas al microondas si no queremos provocar un pequeño siniestro.

Vajillas con decoración metálica. La recomendación de no calentar metales en el microondas incluye la de las vajillas –platos, vasos, tazas, copas– que incluyan ornamentos o remates de metal.

Recipientes de plástico. El plástico no puede usarse en el microondas. Incluso los tuppers en los que no se especifique claramente que permiten dicho uso. Los plásticos sometidos al calor del microondas pueden generar sustancias tóxicas nocivas.

Cubiertos de metal o plástico. Nada de metal o plástico debe entrar al microondas, y esto incluye, por supuesto, a los cubiertos, que en ocasiones nos podemos dejar olvidados en un plato u otro tipo de recipiente.

loading...

Leave a Reply

Copyright © 2016 - Soluciones Caseras